Mis playlist

Si esta pagina les llama la atención, en próximas ocasiones iré colgando aquí los playlist de mis historias y quiza uno o dos capítulos para que los lean.

Antes escribía con fondo musical. En especial me deleitaba con las bandas sonoras de algunas series, películas y animes. Son los ideales para ponerte de cierto estado de animo acorde a lo que estás escribiendo.

Hace un año, cuando escribí mi primera novela larga (Workaholic Tour), comencé a inspirarme en canciones específicas aunque aún no las dejé influir completamente en la historia. Casi al mismo tiempo comencé con la saga crepúsculo y me llamó la atención el hecho de que la autora escribiera bajo la influencia de la música y que las canciones fueran capaces de armar una historia sin necesidad de que fueran pensadas así.

Bajo esa influencia escribí la segunda novela (que solo fue experimento), dejándome llevar por lo que las canciones me decían. Para aquel momento estaba pasando por una etapa musical centrada en Good Charlotte. Aún no me alejaba de mi epoca “Amo a la Oreja de Van Gogh” y este tipo de música inspiró los primeros capítulos y la línea central de ésta. Sin embargo, el contacto con la “Twilight Playlist” introdujo a mi lista de reproducción la música de grupos como My Chemical Romance y Muse. Del primer grupo tomé prestada la canción que inspiró el nudo de la novela, al segundo grupo lo dejé relegado por mucho tiempo mientras la historia quedaba en un impasse ocasionado por mis múltiples ocupaciones.

Cuando quise retomar la historia era inevitable que el bloqueo atacara. La historia estaba dando vueltas y vueltas y no llegaba a un punto específico. Escribía un poco del principio, un poco del nudo y nada del final, no había un hilo conductor que uniera todas las escenas clave que tenía en mi cabeza.

Aquí debo agradecer a un amigo muy especial con el que compartimos gustos musicales y de vez en cuando nos pegamos canciones y grupos. Yo lo envicié con Good Charlotte y él me envició con Infected Mushrooms. Dos canciones específicas fueron las que lograron romper con el bloqueo que tenía en ciertos puntos.

En noviembre, cuando la película de Crepúsculo se había estrenado en todos lados menos en mi país, mi único consuelo era el soundtrack tan maravillosamente bien escogido y con él me enamoré de la música de Muse. Hasta ese momento sólo contaba con Knights of Cydonia y Stockholm Syndrome entre mi playlist y como son casi del mismo tinte melódico no me decían mucho sobre el grupo, pero con Supermassive Black Hole me interesaron mucho más, así que comencé a buscar los discos completos. Justo a tiempo para las escenas fuertes.

Algunas otros grupos y cantantes se introdujeron a mi biblioteca musical, algunos por mi cuenta y otros por cuenta de mi amigo. Entre estos tenemos a Evanescence, 12 stones, Tiesto, Lu, Dido y hasta Miley Cyrus.

Por eso, colgaré pronto mis playlist según vaya escribiendo.

1. Workaholic Tour

2. En la oscuridad

3. Avanzar en paralelo

4. Workaholic Tour II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s