La música en el trabajo

Publicado: agosto 22, 2008 en Música y productividad, Paréntesis
Etiquetas:, ,

Decidi hacer un paréntesis en la recomendación de canciones (y en mi larga ausencia) para tratar este tema. No sé para cuánto dé, pero tengo que escribirlo.

En estos días me ha tocado, por varias razones, escuchar las impresiones de varias personas con respecto a sus jefes. En las conversaciones, un tema surgió y éste era si en su oficina les permitían escuchar música y en qué condiciones. Como hay de todo tipo de empresas, las respuestas fueron varias.

Hay lugares muy estrictos, donde la música está prohibida o que sólo permiten en volumen bajo que se escuche una de las radios locales donde todo el día transmiten la música que yo llamo “de dentista”, de esa que es instrumental y que le adelanta el trabajo a la anestesia.

Es cierto que la música puede resultar distrayente algunas veces, pero hay áreas en las que se vuelve una necesidad. Yo lo veo donde trabajo, ya que se separa en dos áreas básicamente. En una estamos todos los diseñadores (de profesión o de necesidad); en la otra, todos los redactores. Ellos no pueden tener música (al menos no entre semana) pues necesitan estar concentrados al 110%. Eventualmente, cuando la tarde está tranquila, se escucha por allí una de las pocas radioemisoras que no se dedican a transmitir perreo las 24 horas del día.

Pero en el pequeño espacio de los diagramadores se puede llegar a escuchar hasta cinco tipos distintos de gustos musicales, todos mezclandose y aún asi se entienden los cinco. Además, el resto está pegado a sus audífonos y son pocos los que no disfrutan de su playlist. Ahora que nos prohibieron usar las computadoras para la música, la mayoría recurrió a los reproductores portátiles.

¿Por qué esta necesidad de la música? Yo sólo puedo dar éstas razones:

La primera es que realizamos un trabajo un cercano al arte. Puede ser algo mecánico, pero aún así tiene su relación, y por ello es que necesitamos la música, la inspiración.

La segunda es la dinámica de la música. El ritmo de las canciones que se escuchan pocas veces son baladas o música “de dentista”. Nuestro trabajo siempre es “para ayer” y por eso estamos corriendo todo el tiempo, así que la música nos da ese ritmo de trabajo que necesitamos.

Y la última, pero no menos importante, se relaciona con el ritmo de trabajo. El nivel de estrés que se respiraría en la oficina sería mucho más alto si no tuvieramos la música de fondo para “calmar a las bestias”. Escuchando música no se siente el paso del tiempo.

Por eso me sorprendió que en una de los tantos lugares de trabajo, el jefe se haya acercado a la diseñadora para hacerle un comentario sobre los audífonos. “¿Y eso no te distrae?”

Puede ser.

Distrae de estar escuchando los gritos del resto de gente que resulta mucho más perjudicial para el trabajo que la música en si.

Distrae de estar pensando en la hora de entrega y concentrarnos completamente en el trabajo.

Yo creo, aunque muchos estén en contra, que no se debe generalizar en que la música es contraproducente para el ambiente de oficina.

Muchos trabajamos mejor con la música como compañera de carreras.

Anuncios
comentarios
  1. […] tu música para la productividad Hace algún tiempo escribí un artículo sobre la música en el trabajo y puesto que ha sido una de las entradas más leídas del blog y de la que genera más visitas, he […]

  2. […] hecho la pregunta ¿Por qué es tan agradable escuchar música al trabajar? En Guatemala aparece Maite, una diseñadora gráfica que encuentra en sus audífonos el alimento para su alma de artista, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s